martes, 14 de marzo de 2017

Padres católicos reclaman en el Congreso respeto a la libertad de elección, neutralidad ideológica y oferta de Religión

Su presidente, Pedro Caballero, ha intervenido en la ronda de comparecencias programadas por la subcomisión parlamentaria que negociará un acuerdo social y político de Estado por la educación.

La Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), mayoritaria en la enseñanza privada concertada, ha reclamado hoy en el Congreso que la ideología de género esté “fuera de las aulas” con vistas a un pacto sobre enseñanza.

Su presidente, Pedro Caballero, ha intervenido en la ronda de comparecencias programadas por la subcomisión parlamentaria que negociará un acuerdo social y político de Estado por la educación. Concapa demanda la “neutralidad ideológica” del sistema educativo y de la escuela pública.

Así, las asignaturas obligatorias “no deben ser pretexto para tratar de persuadir a los alumnos” en cuestiones en las que “no existe” un consenso moral generalizado, ha argumentado Caballero.

Ha defendido que la programación general de la enseñanza ha de tener como objetivo que el derecho a la libre elección de centro pueda ser ejercido “en plenitud”, informa EFE.

Esto quiere decir, ha proseguido, que la oferta de plazas, tanto en la red pública como en la concertada (que han de ser “complementarias”), debe adecuarse “a la demanda de las familias, y no al revés”. En esta línea, ha rechazado la “zonificación” escolar.

“La gratuidad debe ser para todos los niveles de enseñanza no universitaria”

Ha pedido que los módulos de concierto cubran “realmente el coste total” de la enseñanza obligatoria para garantizar la gratuidad.

“Debe asegurarse el acceso y renovación de los conciertos de aquellos centros que cuenten con demanda suficiente”, ha planteado, sin que su ideario, dentro del marco constitucional, pueda impedirlo. Y la gratuidad debe ser para “todos los niveles de enseñanza no universitaria”.

Ha sido partidario de evaluaciones objetivas y externas de los centros, con publicidad de resultados, protegiendo los datos personales de los alumnos.

Según Caballero, la religión confesional debe ser voluntaria, “evaluable y equiparable al resto de las asignaturas”, con una alternativa en “idénticas condiciones”.

Ha insistido en reforzar la Lengua y las Matemáticas, revisar la promoción automática de curso, alargar la educación hasta los 18 años, planes específicos de lenguas extranjeras, fomento de la lectura, mejora de la disciplina escolar y de participación y formación de las familias. Y garantizar a quien lo desee educarse en la lengua materna.