domingo, 12 de marzo de 2017

La asignatura de religión en primaria sube por primera vez en 15 años

El aumento (0,8%) se debe sobre todo a una enorme subida de matriculaciones en la Comunidad Valenciana

Tras 15 cursos seguidos con descensos constantes, el curso 2014-2015 fue el primero con incrementos del alumnado de primaria que escogió estudiar religión católica. La subida es muy leve, de apenas un 0,8%, y se nutre del aumento en solo dos comunidades autónomas: Comunidad Valenciana (con una subida de un 22,4%) y Andalucía (un 2%). En el resto de comunidades, el número de matrículas en religión cayó, según los datos del anuario Las cifras de la educación en España que publica el Ministerio de Educación. Los del curso 2014-2015 son los datos más recientes disponibles.

Casi siete de cada diez estudiantes matriculados en primaria cursaron esta asignatura. En concreto, el 69,1% de los alumnos de este nivel educativo estudió religión católica, frente a un 30,1% que no cursó ninguna asignatura confesional y solo un 0,8% otras religiones. El estudio de la fe católica es mayoritario en todas las comunidades autónomas, salvo en las ciudades de Ceuta y Melilla, con un 54,1% y un 56% respectivamente de estudiantes que cursan otras materias relacionadas con la religión. Ambas cifras superan las de cursos anteriores. En toda España, en el curso 1999-2000 estudiaba religión el 83,8%.

El porcentaje de estudiantes de religión desciende conforme avanza su trayectoria educativa. Con el cambio de primaria a secundaria, decrece casi un punto (el 50% del alumnado estudia religión católica frente al 50,8% del anterior curso). Ya en bachillerato, el porcentaje de quienes estudian religión (un 32,9%, bajando con respecto a cursos anteriores) es inferior al de alumnos que no cursan esa materia (el 67,1%, un porcentaje que ha ido en aumento).

La situación es muy variable de comunidad a comunidad. En primaria, la subida de la Comunidad Valenciana en el último año la ha aproximado a las cuatro autonomías en las que, como mínimo, cuatro de cada cinco estudiantes estudian religión católica: Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León. En el otro extremo, las comunidades con menos proporción de estudiantes de la confesión católica son Cataluña (34,4%) y las dos ciudades autónomas (Melilla con un 23,8% y Ceuta con un 36,8%).

Este es también el caso del alumnado que se matricula en religión en la ESO. Los porcentajes más bajos son de nuevo en Cataluña (29,1%), Melilla (32%) y Ceuta (34,6%). Los extremeños son, con diferencia, quienes más se inscriben en la materia (70,8%), seguidos de los andaluces (62,8%) y los riojanos (60,3%).

En bachillerato, las clases más ocupadas por estudiantes de religión se encuentran en Aragón (59,4% del alumnado), Andalucía (45,2%) y Canarias (44,4%), en contraste con Murcia (11%), Melilla (12,9%) y Cataluña (13,6%).

Las diferencias por tipos de centro se marcan sobre todo en Cataluña, con un 91,6% menos de matriculados en el bachillerato de institutos públicos. En el último curso analizado, ya no llegaban ni al 1%, frente al 7,3% del año anterior. El mayor ascenso, también en el bachillerato de la pública, se produjo en Aragón, se pasó de un 18% a un 26% de matriculados en solo un año.


El caso de la Comunidad Valenciana
La enorme subida entre valencianos es especialmente significativa en los colegios públicos de primaria: de 2013 a 2015, estos centros han visto crecer la cifra del alumnado un 36,1%. La Comunidad Valenciana también lidera en esta etapa la subida en los colegios privados (3,6%). En bachillerato, las escuelas privadas encabezan el ascenso (14,2% más). Entre las privadas no concertadas, el aumento supone duplicar el número de matriculaciones con respecto al año anterior (114,4% más).

El crecimiento de las matriculaciones en Religión en esta comunidad se explica, según los expertos consultados, en el hecho de que muchos alumnos se decantaran por la asignatura, influidos por la implantación de la LOMCE. La conocida como 'ley Wert' reforzó el carácter evaluable de la asignatura de Religión, que computaba en la media académica: la relativa facilidad para obtener buenas notas en esta materia influía tanto en el ingreso en la universidad como en la obtención de becas.

Una posible justificación del fuerte aumento de matriculaciones en la Comunidad Valenciana estriba en la rapidez con la que la Generalitat Valenciana, gobernada entonces por el Partido Popular, implantó la 'ley Wert' en su territorio. Los colegios e institutos valencianos estrenaron la polémica ley orgánica antes que muchas comunidades autónomas.


Fuente: El País (se nota su cristofobia. Aunque reconoce que es una ASIGNATURA)